1 de novembre de 2012

Dios en el hermano y el hermano en Dios



Mc 12, 28b-34
Mejor no se puede dibujar ni expresar el significado del Evangelio de este Domingo. Dios y el hombre, el hombre y Dios, y la mujer, y el niño, y la abuela, y la madre que acaba de dar a luz… Dios con nosotros y nosotros con Dios para amar. Lo único realmente importante. Si hubiera que hablar de mandamiento: el del amor. Si hay que hacer algo: amar. Si queremos encontrar a Dios: amando.
“Siempre es nuevo el amor” resalta una canción. “Amar es darse a todos los hermanos” reza otro canto… “Nada nos separará…”. Miles de canciones, poemas y, sobre todo, muchísima gente que pone al Señor en el centro de su corazón y a los hermanos junto al Señor.
El día 1 celebraremos la fiesta de Todos los Santos, los que han sido testigos y maestros en esto del Amor. Fijémonos en ellos. La escuela de la santidad nos da pistas y nos inspira en este Año dela Fe.Y el viernes, recordaremos a nuestros hermanos difuntos, que creyeron y amaron a Jesús Resucitado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada