20 d’octubre de 2012

Sin miedo


Ven Espíritu Santo, y mirá todos los miedos que guardo dentro de mí. Te ruego que sanes todo temor, para que pueda caminar seguro en tu presencia.


Mira a esta criatura que te suplica, no me abandones, fortaleza mía. Tú eres como un escudo protector, y si tu fuerza me rodea no tengo nada que temer.


Cúbreme con tu potencia, y no permitas que ningún violento me haga daño, no dejes que algún espíritu dominante pretenda adueñarse de mi vida. Aleja de mí a todos los que quieran aprovecharse de mí.


Tú me protegerás de los envidiosos y de los que no se alegran con mis éxitos y alegrías.
Tú me protegerás de los peligros imprevistos.
Deposito en ti toda mi confianza.


Yo acepto a Jesús como Señor de mi vida, todo mi ser es suyo. Por eso confío en tu protección  Espíritu Santo, y dejo ante ti todos mis temores. Ven Espíritu Santo porque quiero luchar y caminar, pero lleno de paz y confianza, amén!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada