13 d’agost de 2012

¿Estás hipnotizado?


La palabra hipnotizar es sinónimo de seducir, magnetizar, fascinar, cautivar...
Para hipnotizar a alguien se necesitan unos métodos y formas adecuadas de tal manera que cuando la persona entra en hipnosis podamos bucear por su interior para ayudarle a descubrir aquello que estamos buscando.
En la vida nos pueden hipnotizar muchas cosas, personas, hechos concretos, espacios determinados... 
Cuando esto sucede sentimos una gran ayuda para llegar a lo más profundo de nosotros mismos.
¿Hay mayor regalo que llegar al fondo de nosotros mismos?
el conocernos por dentro nos ayuda a ser mejores, a saber enfrentarnos a las dificultades que se presentan, a vivir desde nuestro yo interior.
Me hipnotizan las personas entregadas, aquellas con las que puedes hablar desde dentro, las que no temen el desafío de ser ellas mismas, las que luchan por la justicia, las que apuestan por la libertad y la paz, las que alzan el estandarte de su fe a pesar de las contrariedades, las que viven dando aquello que son...
Al salir de la hipnosis nos quedan los recuerdos, quizá vagos y difusos, pero aquel que nos ha hipnotizado es el portador de la antorcha de lo que ha descubierto dentro de nosotros.
Cristo es mi hipnotizador, el que me conoce, me ama, me orienta y anima a avanzar.

Encar_AM

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada