16 de maig de 2012

Obispos se reúnen para relanzar catequesis entre jóvenes de Europa


El Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) busca reforzar las raíces católicas del viejo continente y promover la Nueva Evangelización entre los jóvenes que viven en una sociedad secularizada.
Dentro de esta perspectiva, los Obispos Europeos celebran en Roma del 7 al 10 de mayo el 12º Congreso Europeo por la Catequesis. La iniciativa está dirigida a la iniciación a la nueva evangelización, especialmente para los jóvenes de entre siete y 16 años.
A través de un comunicado de prensa, los Obispos explican que la catequesis, la Comunión, la Confirmación, la iniciación a la fe, el camino personal de los jóvenes, el ambiente familiar como ambiente primario para la formación catequética, y el significado de la Navidad, y la Pascua, son algunos de los principales puntos que se analizarán estos días.
Además, cobra especial importancia la edad post adolescente, donde los jóvenes experimentan un mayor alejamiento de las prácticas religiosas. "Los jóvenes que se alejan, subrayan a menudo que no encuentran ninguna respuesta a las preguntas que se hacen, y tampoco encuentran un camino que les ayude… los sucesos personales negativos o alegres, o un encuentro con otros jóvenes, pueden jugar un papel muy importante en el camino cristiano juvenil", agregan.


Según explican los organizadores, las amistades también son un factor fundamental en el camino de fe del joven, "los amigos constituyen a menudo el segundo grupo de personas citado como testimonio de fe o como responsables del alejamiento".
Dentro de este marco, si los amigos del joven no escuchan Misa dominical "ésta se convierte en poco atractiva o un peso para los niños. En efecto, es importante para los niños, los jóvenes, y los adolescentes en general, el poder vivir su fe con sus coetáneos".
La catequesis –explican los obispos-, debe dar respuesta a preguntas como el por qué de la existencia de Dios, el sufrimiento, la vida después de la muerte, o la diferencia entre el bien y el mal.
El gran desafío de la catequesis –prosiguen-, es ser capaz de mostrar a los jóvenes la belleza de una vida arraigada en la fe, y de la experiencia del amor de Dios revelado en la persona de Jesús.
"De este modo los jóvenes se sentirán más decididos al compromiso con la propia vida y predispuestos hacia los demás", pues "la fe se convierte también en caridad cuando está bien arraigada", concluye el texto.
Unas 70 personas discutirán sobre qué perspectivas tomar para enrumbar a Europa a un futuro de cordialidad con la religión católica, los valores y el respeto a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.
Entre los ponentes, destacan el Presidente de la CCEE, Cardenal Peter Erdo; el Prefecto de la Congregación para el Clero, Cardenal Mauro Piacenza; el Arzobispo de Montpellier, Mons. Pierre-Marie Carré; el Secretario General de la Conferencia Episcopal Italiana, Mons. Mariano Crociata; el Obispo de Gurk-Klagenfurt, Mons. Aloïs Schwarz ; y el Obispo de Tortosa (España), Mons. Javier Salinas Viñals.
El evento es coordinado por el Arzobispo de Westminster, Mons. Vincent Nichols, Y presidente de la Comisión de la CCEE dedicada a la "Catequesis, escuela y universidad", quien será asistido por los principales creadores del congreso: Mons. Walther Rupsi; y los sacerdotes Ferenc Janka, Luc Mellet, Stijn Van den Bossche, y Walter Krieger.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada