15 d’abril de 2012

Els pares en el proces de catequesi




Los padres son los responsables directos de la educación de la fe de sus hijos. Asumieron esta responsabilidad cuando se casaron y al pedir el bautismo para sus hijos (cf. Jesús Catalá Ibáñez, Carta Pastoral, renovar la catequesis de infancia, nº 37).
Por eso, los padres, desde la más tierna infancia, con sus ejemplos y sus palabras en la vida diaria familiar, despiertan el sentido religioso de sus hijos con gestos y acciones muy simples como: rezar con ellos al levantarse, en las comidas, al acostarse; yendo al templo participando de la eucaristía en el día del Señor; explicando por qué Jesús está en el sagrario y enseñándoles a saludar a Jesús haciendo la genuflexión; haciendo la señal de la cruz y explicándole por qué la cruz preside los templos cristianos; enseñando y rezando el Padre Nuestro y el Ave María; visitando enfermos y dando limosna para los pobres, etc. (cf. Jesús Catalá Ibáñez, Carta Pastoral, renovar la catequesis de infancia, nº 22).
Así mismo, los padres, cuando sus hijos comienzan o inician el proceso para hacerse cristiano deben seguir libremente educando a sus hijos acompañándolos en todas las reuniones y celebraciones que propone la parroquia. Esta invitación a colaborar es muy importante porque siempre actualiza su fe a nivel personal y porque van a conocer lo que sus hijos reciben durante la catequesis con el fin de practicarlo en familia durante la semana. Pero siempre esta colaboración debe ser voluntaria y libre, no obligatoria, y nunca deberá influir en que sus hijos reciban los sacramentos que le falten para completar su iniciación cristiana. (cf. Jesús Catalá Ibáñez, Carta Pastoral, renovar la catequesis de infancia, nº 40).
Por lo tanto, no se puede decir, como a veces se escucha en el ambiente, que nuestro Obispo ha dicho que “los padres no deben venir a la catequesis” o “que no hay que trabajar con los padres”. Pues nuestro Obispo reconoce el gran trabajo que se está haciendo con los padres por muchas comunidades parroquiales, animándoles a seguir ofreciendo unas catequesis mientras sus hijos acuden a la misma. (cf. Jesús Catalá Ibáñez, Carta Pastoral, renovar la catequesis de infancia, nº 40).
Manuel Marquez Córdoba, delegat de catequesi de la Diocesi de Málaga

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada